¿Millones de quebrachos terminan bajo las vías del ferrocarril?

Más de 2 millones de quebrachos de entre 60 y 80 años de edad fueron talados los últimos años para ser utilizados como durmientes de vías de tren. Así lo denunció la organización ambientalista Greenpeace, que sostiene que el número surge de las licitaciones del Ministerio de Transporte de la Nación publicadas desde el año 2013.

Ante nuevas licitaciones por 120.000 durmientes de madera, la organización ecologista reclama abandonar su uso lo antes posible.

Activistas de Greenpeace hicieron una demostración en el partido bonaerense de Moreno, donde se sacaron fotos con los durmientes y desplegaron carteles con los mensajes: “Trenes sin desmonte”, “Vías de tren, cementerio de árboles” y “Basta de talar quebrachos para trenes”.

Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace, afirmó: “Es ridículo, perjudicial e innecesario que, en pleno siglo veintiuno, se sigan talando árboles nativos para durmientes de ferrocarril. Durante las últimas décadas la deforestación y la tala indiscriminada han colocado a la región del Gran Chaco al tope de los índices globales de pérdida de bosques nativos. Es necesario que el Ministerio de Transporte de la Nación establezca el abandono de los durmientes de madera en forma definitiva”. 

“Los trenes son claves –agregó- para avanzar en un sistema de transporte eficiente y de bajo impacto ambiental comparado con el transporte de carga vehicular. Es momento de tener una red ferroviaria sustentable, para lo cual es clave abandonar el uso del quebracho lo antes posible. Destruir bosques es un crimen”-