El Banco Mundial planea invertir más de USD 5000 millones en las zonas áridas de África

El Banco Mundial tiene previsto invertir más de USD 5000 millones durante los próximos cinco años para ayudar a restaurar paisajes degradados, mejorar la productividad agrícola e impulsar los medios de subsistencia en 11 países africanos, en una franja de tierra que se extiende desde Senegal hasta Djibouti.

David Malpass, presidente del Grupo Banco Mundial, anunció la inversión en la cumbre One Planet, una reunión de alto nivel organizada conjuntamente con Francia y las Naciones Unidas, cuya misión es abordar el cambio climático y la pérdida de biodiversidad.

“Esta inversión, que llega en un momento clave, ayudará a mejorar los medios de subsistencia mientras los países se recuperan de la COVID-19 y, al mismo tiempo, hacen frente a los impactos de la pérdida de biodiversidad y el cambio climático en sus habitantes y la economía”, dijo Malpass.

Con más de USD 5000 millones en financiamiento se brindará respaldo a la agricultura, la biodiversidad, el desarrollo comunitario, la seguridad alimentaria, la restauración de los paisajes, la creación de empleo, la infraestructura resiliente, la movilidad rural y el acceso a energías renovables en 11 países del Sahel, el lago Chad y el Cuerno de África. Muchos de estos esfuerzos están alineados con la iniciativa de la Gran Muralla Verde. Este paso es la continuación de las inversiones en restauración de paisajes que ha realizado el Banco Mundial en estos países durante los últimos ocho años, que llegaron a más de 19 millones de personas e hicieron que 1,6 millones de hectáreas de tierra se sometieran a una gestión sostenible.

“Restaurar los ecosistemas naturales de las zonas áridas de África beneficia tanto a las personas como al planeta”, dijo Moussa Faki Mahamat, presidente de la Comisión de la Unión Africana.

Como parte de su trabajo con numerosos asociados, PROGREEN, un fondo de alcance global del Banco Mundial dedicado a impulsar los esfuerzos de los países por abordar la degradación de los paisajes, también invertirá USD 14,5 millones en cinco países del Sahel: Burkina Faso, Chad, Níger, Malí y Mauritania.

El Grupo Banco Mundial es la mayor fuente de financiamiento multilateral para inversiones en cuestiones climáticas en los países en desarrollo. En diciembre de 2020, anunció una ambiciosa meta nueva: el 35 % de su financiamiento debía tener cobeneficios climáticos, en promedio, durante los próximos cinco años.