11 de Marzo 2020

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de Nación, Juan Cabandié, arribó hoy a la ciudad cordobesa de Embalse de Río Tercero, en el marco de una jornada de trabajo vinculada a los parques nacionales. Lo acompañaron el presidente de la Administración de Parques Nacionales (APN), Daniel Somma; y el secretario de Ambiente de Córdoba, Juan Carlos Scotto.
En el inicio de la jornada, Cabandié participó en el agasajo a la promoción XXXI de guardaparques nacionales, compuesta por 22 aspirantes provenientes de distintos puntos del país, con formación técnica específica de distintas casas de estudio. El grupo, compuesto por personas de entre los 22 y 49 años, estaba integrado por muchos que contaban con experiencia laboral en otros roles dentro de la APN y en áreas protegidas de otros sistemas.
Durante el acto, el ministro nacional destacó la importancia del rol del guardaparque “no solamente en la preservación de la biodiversidad y el resguardo de los ecosistemas sino también en la defensa de nuestra soberanía, del territorio y también de nuestro ambiente”. También subrayó: “Sumar áreas protegidas y cuidar los parques nacionales es una tarea que observan no solo los visitantes, los hombres y mujeres que tienen gran conciencia ambiental y ven en estas áreas un lugar de protección y resguardo del ambiente, sino también la comunidad internacional”.
Los egresados pasaron a formar parte de la planta del cuerpo de guardaparques nacionales y se les asignó el primer destino al que irán a trabajar a partir del 1º de abril. Para el futuro, se espera la reformulación de los programas, mediante la incorporación en la formación de los ejes de género, derechos humanos e interculturalidad. Asimismo, se buscarán modificar los procesos de selección para superar dificultades presentadas en los últimos años y lograr equidad de género en la conformación del cuerpo. Además, el ministro Cabandié y la comitiva recorrieron el Parque Nacional Quebrada del Condorito, un área protegida enclavada en las Sierras Grandes de Córdoba, al oeste de la provincia, que cuenta con paisajes y ambientes únicos en el país. El parque cubre un tercio de la Pampa de Achala, una planicie de más de 2000 metros de altura que obra como cabeza de cuenca, capta las precipitaciones que se escurren y forma las nacientes de importantes ríos de la provincia. Sobre el cañadón de la quebrada que le da nombre al parque hay presencia de cóndores que tienen sus nidos en puntos inaccesibles. Otro animal característico de esta área protegida es el lagarto de Achala, así como también la especie vegetal denominada tabaquillo.    .