Este jueves 20 se realizará la audiencia pública para presentar el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de las represas hidroeléctricas “Néstor Kirchner” y “Jorge Cepernic”, sobre el río Santa Cruz, en el Congreso. El Gobierno espera así lograr que la Corte Suprema levante la medida cautelar que impide iniciar las obras.

La instancia de participación ciudadana prevista en la ley de Obras Hidráulicas (23.879) se realizará desde las 8 en el Salón Azul del Congreso, donde los Ministerios de Ambiente y de Energía expondrán las conclusiones de los informes oficialmente aprobados sobre el impacto que tendrán las represas desde el punto de vista sismológico, geológico, hidrológico, sanitario y ecológico.
En esta audiencia podrán participar representantes de organizaciones no gubernamentales sobre cuestiones ambientales, profesionales, académicos y personas físicas o jurídicas que tengan derecho subjetivo o interés legítimo en la cuestión.

La Coalición Río Santa Cruz sin Represas, integrada por las organizaciones ambientalistas Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Aves Argentinas, Banco de Bosques, Flora y Fauna, Fundación Naturaleza para el Futuro (FuNaFu) y Fundación Vida Silvestre Argentina (FVSA), cuestiona todo el proceso.

En un comunicado advirtieron: «Hoy los gobernantes dicen que tanto el EIA como la Audiencia Pública será un mero trámite a cumplir. Una táctica irresponsable para luego pedirle a la justicia que levante la medida cautelar, dictada por la Corte Suprema en el mes de diciembre de 2016, que actualmente impide la construcción de la obra. Esto se repite en cada oportunidad en que deben explicar a la ciudadanía el alcance de sus decisiones en las audiencias públicas, como en el caso de la Mina de Oro de Esquel, o de Chilecito; incluso cuando quisieron construir la represa de Garabí en Misiones».