El proyecto de creación del Parque Nacional Aconquija ya está listo para ser tratado por el Congreso Nacional: diputados nacionales de la provincia de Tucumán firmaron la iniciativa, en un paso fundamental, luego de que en diciembre pasado la Legislatura provincial cediera por ley la jurisdicción alEstado Nacional.

El proyecto es establecer tres nuevas áreas núcleo nacionales en el faldeo del Aconquija: dos ampliando significativamente hacia el sur el actual Parque Nacional Campo de los Alisos -que pasará a ser portal-, asegurando así la conservación de importantes cuencas hídricas de la provincia; y un área núcleo en el norte del gran Parque Nacional proyectado, representada por la Quebrada del Portugués cedida por el Ministerio de Defensa.

La serranía del Aconquija es un área importante para la conservación de la ecorregión de las Yungas. Sus recursos naturales y biodiversidad son parte complementaria del desarrollo de las comunidades locales para asegurar su calidad de vida y la sostenibilidad de las históricas actividades productivas del pedemonte tucumano. Este sistema constituye, además, la principal fuente de recursos hídricos para más de dos millones de habitantes de la cuenca del río Dulce en las provincias de Tucumán y Santiago del Estero, como así también para numerosas poblaciones menores en el valle del río Santa María hacia el oeste.

La fauna de la zona incluye comunidades de mamíferos típicamente neotropicales en las laderas occidentales, como diversos felinos, osos meleros, pecaríes, corzuelas, guanacos, tarucas y una gran diversidad de aves.