El Ministerio de Ambiente de la Nación se propone que para 2020 el 10% del Mar Argentino esté protegido y para ello ya se culminó un estudio que identificó 9 zonas que son especialmente importantes para su conservación. Así se anunció durante una reunión en víspera de la Conferencia sobre los Océanos, que se realizará en Nueva York entre el 5 el 9 de junio.

Se trata de una reunión global multilateral convocada por Naciones Unidas para promover el logro del número 14 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030: “Conservar y Utilizar Sosteniblemente los Océanos, los Mares y los Recursos Marinos”.

En 2014 se sancionó la Ley de Areas Marinas Protegidas, 27.037, cuya reglamentación estaría a punto de ser firmada por el Poder Ejecutivo. Ese es uno de los pasos imprescindibles antes de que se avance en la creación de Parques Nacionales. En ese sentido, el Secretario De Políticas Ambiental, Diego Moreno, dijo que uno de los Programas que se está llevando adelante para profundizar el conocimiento del Mar Argentino es el Proyecto Pampa Azul.

“Tenemos la opción de manejar los ecosistemas marinos con inteligencia, cosa que no hicimos con los terrestres. No hay que olvidarse que sin azul no hay verde”, dijo Emiliano Ezcurra, vicepresidente de la Administración de Parques Nacionales.

En la misma reunión,  el coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en Argentina, René Mauricio Valdés, advirtió: “La salud de la masa de agua que conforma los océanos está en estado crítico; pese a su contribución vital en la erradicación de la pobreza, la seguridad alimentaria mundial, la salud humana, el desarrollo económico, y su papel de freno al cambio climático, nuestros océanos están cada vez más amenazados”.