Un acuerdo entre el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la compañía Unilever servirá para disminuir el envío de residuos a disposición final y para que los porteños colaboren en la preservación del ambiente.

El convenio se orienta a involucrar a los porteños en la separación de residuos, en la reutilización y la separación y en el consumo responsable. Lo firmaron el 17 de mayo, Día Mundial del Reciclaje, el ministro de Ambiente de la Ciudad, Eduardo Macchiavelli, y el presidente Unilever Latinoamérica y Cono Sur, Miguel Kozuszok.

Unilever ya tiene en marcha su Plan de Vida Sustentable, que incluye la utilización de envases plásticos 100% reutilizables, reciclables o aptos para compostaje para el 2025

En la Ciudad de Buenos Aires se generan 6.700 toneladas diarias de residuos. En su Complejo de Reciclado, integrado por 5 plantas de tratamiento para distintos tipos de residuos, e tratan  2400 toneladas diarias de residuos áridos, que se recuperan en un 95% y son vendidos a la industria de la construcción; 80 de residuos forestales, de las cuales un porcentaje se utiliza para compostar y el resto se reutiliza en el espacio público; 10 de residuos orgánicos puros, de las cuales el 50% se compostan y 14 de PET que se procesan hasta el grado de escamas para uso industrial.

Unilever es una de las compañías líderes en alimentos, cuidado personal y limpieza del hogar, cuyas ventas en más de 190 países alcanzan 2.500 millones de consumidores cada día. En Argentina emplea a 4.600 personas, en Mendoza, La Rioja, Villa Gobernador Gálvez, Gualeguaychú y en los distritos de Tortuguitas, Pilar y Munro de la provincia de Buenos Aires.