Una empresa minera fue autorizada a realizar exploraciones muy cerca de Cueva de las Manos, un excepcional sitió arqueológico en la provincia de Santa Cruz, declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO y que tiene unos 10.000 años de antigüedad.

La que lo denunció es la Fundación Flora y Fauna Argentina, que compró la estancia en la que se halla la Cueva de las Manos y que está embarcada en un proyecto para integrarla a un circuito ecoturístico, que incluya al Parque Nacional Patagonia, creado por el Congreso Nacional en 2014.

“La preservación del sitio y el desarrollo de las comunidades –dijo la Fundación Flora y Fauna- se encuentran en este momento seriamente amenazados por la actividad minera en la zona. A fines de octubre la empresa Patagonia Gold obtuvo un permiso de la Secretaría de Minería para realizar perforaciones dentro de la Estancia Cueva de las Manos con el fin de relevar la existencia de minerales. Estas perforaciones se encuentran muy cercanas y fácilmente visibles desde la emblemática Ruta 40, a mitad de camino entre el Sitio de Patrimonio Mundial de la Humanidad Cueva de las Manos y la ciudad de Perito Moreno. Además, como toda la zona, se trata de un área de gran riqueza arqueológica en donde se han identificado numerosos restos arqueológicos de alto valor de conservación”.

“Si la exploración arroja como resultado la existencia de oro en concentraciones rentables para la empresa, su extracción solamente sería factible en un emprendimiento minero a cielo abierto, a la vista de todo visitante que quiera conocer el Sitio Cueva de las Manos, y con el daño irreversible que tal actividad generaría en el paisaje y los yacimientos arqueológicos existentes en el área”, agregó.