Después del Riachuelo, el río Reconquista es el mayor foco de contaminación del país. Hace más de un año que la fundación Proyectar pidió al gobierno de la provincia de Buenos Aire que declare la emergencia ambiental en la cuenca, que comprende 18 municipios bonaerenses, pero no tuvo respuesta.

Ahora la ONG acaba de difundir datos que dicen que en los últimos años los asentamientos a la vera del río pasaron de 285 a 437 o de 94.127 ffamilias a 128.098. Así, han crecido la contaminación,, cada vez hay más basura y más enfermedades relaciones con este desastre ambiental.

 

ProyectAr puso en marcha un proyecto con el objetivo de empezar a revertir la calidad de la cuenca, porque se cansó de esperar al Estado.

«El principal objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas y reducir la contaminación del río y su cuenca, con la prioridad puesta en un ecosistema favorable para los afectados y en el fomento de empresas con propósitos sociales y/o medioambientales», dijeron Carlina Casares y Eduardo Regondi, de ProyectAR al diario La Nación. “Nosotros arrancamos con la concientización y la sensibilización, para luego volcarnos a la acción. Hay que activar de alguna manera. No se puede demorar más. Si tardamos 10, 15, 20 años, no importa. ¿Cómo va a ser una utopía sanear un río?»