El 2 de febrero se celebró el Día Mundial de los Humedales.

Pero en la Argentina parece haber pocos motivos para festejar.

Cuando este día se celebró en 2016, el presidente Mauricio Macri anunció el envío al Congreso Nacional de un proyecto de ley para protegerlos.

“Tenemos que cuidar esto que es tan valioso para nuestro país, desde la Laguna de los Pozuelos en Jujuy, pasando por los Esteros del Iberá, por el Palmar Yatay de Entre Ríos, la reserva de la Costanera Sur hasta la Península de Valdés», dijo Macri aquella vez, acompañado por la gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro Sergio Bergman.

«Tenemos que ser un importante protagonista contra los factores que producen el cambio climático; tenemos que cuidar y potenciar este tipo de regalos que nos da la naturaleza en función del país, las futuras generaciones y el mundo entero”, agregó.

Sin embargo, una ley que verdadera proteja a los humedales, que ocupan aproximadamente el 20% del territorio nacional parece lejana, mientras la comunidad ambientalista denuncia la existencia de intereses económicos que se oponen. El Senado aprobó un proyecto el 30 de noviembre pasado, pero con modificaciones que desnaturalizaron el proyecto original.

Tenemos que cuidar esto que es tan valioso para nuestro país, desde la Laguna de los Pozuelos en Jujuy, pasando por los Esteros del Iberá, por el Palmar Yatay de Entre Ríos, la reserva de la Costanera Sur hasta la Península de Valdés», graficó el Presidente en el marco del Día de los Humedales que se celebra hoy.

«Tenemos que ser un importante protagonista contra los factores que producen el cambio climático; tenemos que cuidar y potenciar este tipo de regalos que nos da la naturaleza en función del país, las futuras generaciones y el mundo entero”, dijo la directora adjunta de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Ana Di Pangracio.