foto carpintero

Un 10% de las aves argentinas están en peligro de extinción. Lo dijo Hernán Casañas, director ejecutivo de Aves Argentinas durante la presentación de los proyectos ganadores de la 7º edición del Fondo para la Conservación Ambiental que otorga el Banco de Galicia.

“En la Argentina hay unas 1.000 especies de aves y 100 de ellas están seriamente amenazadas por el tráfico de fauna, por la pérdida y modificación de sus hábitats y por la introducción en el país de especies exóticas”, dijo Casañas en el Salón de Usos Múltiples de la Reserva Ecológica de Costanera Sur, ante una concurrencia nutrida que llegó para el acto principal de la iniciativa que el Banco Galicia lanzó en 2010 y financia proyectos de investigación que tengan como objetivo la conservación del ambiente,, que contribuyan al conocimiento científico y que aportan a la sustentabilidad global.

Casañas recurrió a un argumento económico para enseñar por qué se debe trabajar en la conservación de las aves. “En los últimos 20 o 30 ha crecido enormemente el turismo de observación de aves. Por lo tanto, contribuye al desarrollo de comunidades y genera cada vez más recursos”, dijo el director de la institución que está cumpliendo 100 años y es una de las organizaciones ambientales más antiguas de América Latina.

Los ganadores fueron Germán García, con un proyecto sobre “el rol de las comunidades locales en la conservación de especies amenazadas; Germán Marateo, quien estudia el guacamayo verde, considerado en peligro crítico de extinción en la Argentina; Sofía Aldedete, dedicada a mamíferos introducidos en el área insular del Parque Marino Costero Patagonia Austral y su posible impacto sobre las poblaciones de aves marinas; Bettina Mahler, con un trabajo sobre las reintroducciones de cardenales amarillos decomisados y José Sarasola, quien se dedica a la conservación del águila coronada en ambientes semiáridos del centro del país. Más sobre la gestión ambiental del Banco de Galicia puede conocerse en www.galiciasustentable.com