glaciar-tierra del fuegoExisten 47 proyectos mineros sobre glaciares en la Argentina, con distinto grado de avance. Esta información figura en un informe técnico oficial del Ministerio de Ambiente de la Nación y está incorporada a una causa que lleva el juez federal Sebastián Casanello, a partir de los derrames de cianuro que se produjeron en la mina Veladero, operada por el gigante canadiense Barrick Gold en la provincia de San Juan.

El informe, elaborado por el Instituto Argentino de Nivología, Glaciares y Ciencias Ambientales (IANIGLA), dependiente del CONICET, que es el encargado de realizar el inventario que ordenó la ley de glaciares, fue dado a conocer por tres de las organizaciones ambientalistas más prestigiosas de la Argentina: la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), Greenpeace y la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas.

La ley de glaciares tiene un penoso recorrido en la Argentina. El Congreso la votó por primera vez en 2008. Sin embargo, sorpresivamente la entonces presidenta Cristina Kirchner vetó la ley, con el argumento de que “gobernadores de la zona cordillerana han manifestado su preocupación” por la posibilidad de que la norma afectara negativamente inversiones y puestos de trabajo. Se conoció como “el veto Barrick”. En 2010 el Gobierno volvió a sancionar la ley y esta vez nadie la vetó, pero aún más dañino fue lo que podría llamarse veto silencioso: la ley nunca se aplicó porque no se realizó el Inventario Nacional de Glaciares, que tiene que determinar cuáles son las zonas donde no puede haber minería ni otras actividades productivas.

En septiembre pasado, acosado por las repercusiones de un seguro derrame de cianuro en Veladero en menos de un año, el ministro de Ambiente de la Nación, Sergio Bergman, dijo que el gobierno anterior había desfinanciado completamente al IANIGLA para que no pudiera realizar el inventario y que el actual gobierno le había dado presupuesto. Prometió, en consecuencia, que el inventario estará realizado al 50% a fines de 2016 y de manera completa cuando termine el año que viene.

De todas maneras, Bergman se mostró ambiguo cuando dijo que, en caso de que el inventario arroje que hay actividad minera en alguna zona prohibida, deberá ser la provincia correspondiente la que tome la decisión en cuanto a si la minería puede continuar allí o no. Esto, a pesar de que la ley de glaciares es una ley nacional de presupuestos mínimos de protección ambiental, de la que la Constitución Nacional ordena hacer al Congreso, para que les pongan un piso a las provincias, dueñas de los recursos naturales.

Existen en total trescientos veintidós proyectos mineros en distinto grado de avance, de los cuales setenta y siete se encuentran en las cuencas inventariadas por el IANIGLA (1) en el relevamiento nacional de glaciares. De estos proyectos, 44 se encontrarían cercanos o sobre cuerpos de hielo, que deben estar protegidos.

No deja de resultar llamativo que la información sea conocida a través de organizaciones ambientalistas con acceso a la causa judicial y que no haya sido difundida por el ministerio de Ambiente. Bergman y su cautela cada vez son mirados con más desconfianza por las organizaciones ambientales.

 

Buenos Aires, 7 de noviembre de 2016. Greenpeace, FARN y la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas denuncian que hay más de 40 proyectos mineros en zonas glaciares y periglaciares.

Según consta en un informe técnico del Ministerio de Ambiente de la Nación existen en total trescientos veintidós proyectos mineros en distinto grado de avance, de los cuales setenta y siete se encuentran en las cuencas inventariadas por el IANIGLA (1) en el relevamiento nacional de glaciares. De estos proyectos, 44 se encontrarían cercanos o sobre cuerpos de hielo, que deben estar protegidos.

Gonzalo Strano, de Greenpeace, declaró: “Con sólo el 10% del inventario realizado ya se detectaron 44 proyectos mineros en donde ese tipo de actividades está expresamente prohibido por el artículo 6 de la Ley de Glaciares; seguramente ese número crecerá exponencialmente cuando se termine de relevar las cuencas que faltan. Ni un sólo emprendimiento más puede ser aprobado hasta tanto se finalice el inventario de glaciares”.

El documento (2) fue elaborado por  la Dirección Nacional de Gestión Ambiental de los Recursos Hídricos y Acuáticos y es parte del abundante material que el Juez Federal Sebastián Casanello secuestró en sus recientes requerimientos al Ministerio de Ambiente de la Nación dentro de la causa penal que investiga los derrames de solución cianurada en la mina Veladero de la empresa Barrick Gold  en 2015 y 2016;  y fue cedido a las organizaciones por parte de la “Asamblea Jáchal No Se Toca”, querellante en la causa.

Enrique Viale, de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas y letrado de la Asamblea, señaló que “resulta increíble que esta crucial información recién tome estado público ahora y sólo como consecuencia de allanamientos judiciales. Pareciera que su destino era su ocultamiento para dilatar la aplicación efectiva de la Ley de Glaciares. De un primer análisis de la documentación secuestrada por la Justicia Federal encontramos importantísimo material que permitirá seguir avanzando en la investigación judicial”

El listado de los 77 proyectos evidencia la falta de controles del gobierno nacional hacia el sector minero y el desinterés por defender un elemento natural  primordial como el agua.

Desde FARN, Pía Marchegiani sostuvo: “esta información da cuenta de la gravedad de la situación de la protección de los glaciares en el país. Es fundamental que no se avance con ningún proyecto más; en particular aquellos próximos a iniciarse como Agua Rica en Catamarca y el Pachón, los Azules y Pascua-Lama en San Juan, hasta que el inventario se encuentre finalizado en todas sus etapas y se verifique que el proyecto no se realiza en zonas que deberían estar protegidas.”

1)    Instituto Argentino de Nivología, Glaciares y Ciencias Ambientales, dependiente del CONICET. Organismo encargado de inventariar las áreas de glaciares y ambiente periglaciar protegidas por la Ley Nacional.